El vaso de agua incita el ansia del sediento

Fotografía

Amor, fúmate un cigarrillo.

Y, ¿para qué demonios quieres tú que me lo fume?

Porque me gusta que huelas a vicio.

4 respuestas

  1. Una gema de la maldad. Está buenísimo todo el conjunto: el título, la foto, el texto—digno para ser epígrafe en alguna obra de Cioran, premio de la filosofía pesimista contemporánea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *