BLOG Y ESCRITOS
DE VICKY NIZRI

blog

sígueme en redes sociales

Muerte de Cabro Boer

El señor Cabro Boer agonizaba. No que el otrora hermoso ejemplar fuese una cría. Llevaba sobre su cansado y despelucado lomo más de noventa inviernos

Leer Más
Fuera de foco

Condena perpetua

espasmos ínfimos de luz los días pequeñas cofradías vestigios para aplazar el lugar que  la muerte va ocupando en mi vida viví en él  con

Leer Más
Pecho tierra

Pecho tierra

La tía Camila había muerto recién cumplidos los noventa y un años. Sus hermanas, Virginia de ochenta y ocho, y Toña de noventa y cinco,

Leer Más

Navidad

Que esta Navidad y año nuevo, traigan algo más que un simple asomo!

Leer Más

sobre mÍ

Soy Vicky Nizri.

Nací en la Ciudad de México en 1954. El arte me ha acompañado a lo largo de mi vida: la palabra escrita, la fotografía, la pintura—y el tango.

Mi pasión es la narrativa. Este blog es para contar historias.

vicky nizri

Textos que merodean al grano por las vidas. Amasan la memoria. Son la levadura nuestra de cada día.

Sedimento de inquietudes, interrogantes, amores y desamores por los que he transitado a lo largo de mi vida.

Texto de co-incidencias. Dos autoras ensayan una misma obsesión: otorgarle rostro a lo invisible.

Recopilación de los había una vez y los déjame que te cuente. Futuros habitantes de futuras antologías. 

Brevísimos testimonios. Hechos textuales que irrumpen de la vida misma y nos dejan flotando en el enigma de su origen.

Fragmentos. Finalista del V Premio Nacional de Novela, ed. Miguel Ángel Porrua, México 2000. El embriagador uso del Ladino, Judezmo, o Español antiguo deja aquí su huella indeleble.

Inmersas aquí ciertas textualidades de hondura sintomática. 

Asilo para escritos liminales en esta cartografía bloguera. Son lo Mismo y son Los Otros. 

Fragmentos. Ciclo de poemas. Un recreación de la creación a tres voces: Dios, Lilith y Eva. 

Intento inútil de permanencia en el que, sólo por un instante, lo aparente es real. 

Espacio de expresión colectiva. Testimonio emplumado de antiguos y de contemporáneos en un diálogo atemporal. 

Sonido e imagen se sincronizan para narrar una historia visual.