Yo sí creo en los milagros 

Yo sí creo en los milagros

Dime, Gina, si, como afirmas, los milagros existen, ¿porqué no pides sacarte la lotería, la rifa de una casa, el Jackpot en las maquinitas del casino?

No, hombre, ¿cómo crees? No se conceden milagros de avaricia, ¡eso es pecado! Milagro, el que me pasó el otro día. Fíjate que perdí las llaves del auto. Tú me conoces, yo no soy de las que anda perdiendo cosas y cuantimenos llaves. Escarbé por todos lados, mi bolsa, mi closet, el librero, el costurero, hasta en el altarcito que le tengo a la Virgen. Apurada y con la urgencia de salir, ya sabes, la chamba, el jefe. Y con el nervio de no encontrarlas, de llegar tarde. Decidí recurrir a mi más preciado recurso: mi San Juan Tadeo, patrón de las causas imposibles. Lo puse de cabeza junto a mi Virgencita Morena, le prendí su veladora y le pedí, eso sí, con un fervor… Sin fe nada prospera, amigo. Le rogué y le supliqué que me las apareciera. Y ¿qué crees?, ¡que se me manifiestan!

No me digas, Gina, y, ¿cómo fue que se te manifestaron? ¿Te las puso en las manos? ¿Las viste llegar hacia ti flotando en el aire? ¡No!, tonto, ¿cómo crees? ¿Sabes donde las fui a encontrar? Adentro del refri. ¡No manches, cabrón! ¿Cuándo en mi sano juicio iba yo a hacer tal burrada? Él me las puso ahí. Fue una prueba de fe. De pronto, de la nada, me encontré abriendo la puerta del refrigerador. Me dejé guiar por Él. ¡Fue un milagro!

24 respuestas

  1. Milagro!!!!!el encontrar este escrito y los muchos que tendré el gusto de leer, comentar e incluir en mi vida.
    Bravo y gracias por compartir tus palabras y sentires, hacen falta en este mundo a veces tan árido.
    Por cierto a mi también me han sucedido ese tipo de milagros en los que encuentro cosas que tenía perdidas en los lugares menos esperados, ya pasé por el refrigerador..

  2. Hola!!!buen día. Conocí tus palabras y significados a través de la obra de Marianela de la Hoz.
    Tus palabras me transportan y las imágenes de Marianela me aterrizan.
    ¡¡por muchas palabras más a través de este blog. Mil felicidades!!!

  3. Pues si mi querida Vicky, yo si creo en los milagros.
    Yo sé los pido a los angelitos porque Dios está muy ocupado. Los milagros que yo pido son sencillos y cotidianos. El último fue este miércoles , amerito que prendiera una veladora 🕯
    CERRÓ EL VESTIDO PARA LA BODA DE MI NIETO❣️❣️❣️❣️❣️

    1. Es lo que digo,
      Sólo hay que estar atentos a ellos para confirmarlos. Cómo se agradecen de reducción de talla.
      Abrazos

  4. Buenas tardes querida hija
    el milagro que me acaba de suceder es que sin ayuda pude abrir tu Blog. ¡Sin ayuda! La palabra en si me era desconocida.
    Me encontre a tu papa!!!!!

    1. Me alegro que los milagros acontezcan en formas tan fortuitas y simples. Yo también creo en ellos. Principalmente en aquellos que surgen del esfuerzo y la constancia.
      Muchas gracias por tu comentario, y sí, papá siempre habitara al lado nuestro.

  5. Claro que yo también creo en los milagros y como no si la vida entera es un milagro, un milagro coincidir. Un milagro la amistad , un milagro que compartas tus interesantes letras!! Un beso y un abrazo grande querida Viky 😀🙏🏻

    1. Lula, querida,
      Gracias por tu visita a mi blog. Ojalá y se convierta en un punto de diálogo e intercambio. Te mando un fuerte abrazo y nos vemos muy pronto por aquí.

    1. Linda, sé que compartes conmigo la realización de este sueño. El esfuerzo y la perseverancia han sido el motor en tu propio desarrollo. Celebremos pues una vida dedicada a la creación.

  6. Desperté y se alejó la pesadilla Leí tu texto Fui al refri pisrebanadas de mango sauerkraut uvas pistachos Gulp Yo también creo en los milagros mi queridísima Vicky mil gracias

    1. Olga, querida, no me cabe la menor duda de tu profundo credo. Tú misma eres una hacedora de milagros. En cada poema materializas uno.

  7. Querida, qué gusto leerte en estos minirelatos de la vida cotidiana y que, literalizados, son más disfrutables y nos recuerda que la literatura, por si misma, es un milagro porque nos permite revestir de estética los actos cotidianos que, como éste, parecen intrascendentes.
    ¡Felicidades por tu blog!
    ¡Me encantó tu espacio, este reencuentro con tus letras plenas de sensibilidad, inteligentes, de escritora consolidada.
    ¡Bien, Vicky!
    ¡Muchas gracias!
    Estaré visitando tu espacio.

    1. Aquí aguardaré tu visita. Recordaremos viejos tiempos de escritura y de tertulia. Cuántos años, Jovita y nos sigue uniendo este deseo testarudo de hacer milagroso lo cotidiano.

  8. No se si llamarlos milagros.
    Para mi son eventos en los que suceden dificultades fuertes y que en la medida en la que confío y mantengo la calma……..el resultado es inesperadamente asombroso y mágico.
    Todo depende de mi actitud ante las diferentes situaciones.

  9. El milagro fue cuando tu y Daniel se sentaron enfrente de mi en un concierto! Y que gran amistad y profundo amor hemos creado para siempre.

    1. Así es, mi querida Eli, y esa generosidad tuya con la que compartiste tu universo con nosotros.
      ¡La amistad es un milagro!

  10. Milagros, claro! Creo en los de M mayúscula, y en los de todos los días, tener atención y notarlos no se da por sentado, esa es la chamba…
    Muy gracioso este milagrito… se parece a cuando encontré los lentes también en el refri… el milagro es q todavia sepa abrir esta tecnología y contarte q pienso! Uf!
    Me encantas mi Vic!

    1. Me encantan los milagros del diario acontecer. No necesitan ser comprobados. Dependen y son, cien por cien, de quien los mira.

  11. He vivido milagros similares, en el refri he olvidado efectivamente, las llaves, en el cajón de la ropa interior, mi celular y en mi cabeza, ahí encima de mi pelo, los lentes que llevo buscando por largos minutos!!!

    1. Ja ja!
      Al parecer este tipo de milagros nos ocurrirán cada vez más seguido. Y bueno, qué mejor manera de calificar los extravíos. ¿Acaso no es siempre milagroso encontrar lo perdido?
      Gracias, Jaimito, siempre feliz de encontrarte paseando por mi casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *