Itinerario

Fantasmas

Imposible quedarse dormido 

Camarón camarón te arrastró la corriente

¿Soñarán los camarones?

No es por dormir que se los lleva

Camarones de papel

Las corrientes no pernoctan

ni sueñan

ni permanecen

ni prorrogan 

El atributo de la corriente es trastornar

estremecer de un lado al otro camarones y otras criaturas remolcables  

El futuro incierta

inserta 

desconcierta duele

“Dolor es salirse del tiempo”: Blanchot 

Cuando el dolor se dilata perturba

Hoy voy lenta lastimosamente lenta lentísima

Mi cuerpo ha entrado en un impasse que no se escribe con Z 

y nada tiene que ver con el cuajo de las zzzzzzzzzetas

Mi escritorio colmado de asignaturas y yo voy lenta

Asignatura: señalar designar apuntar 

herir lo señalado con el dedo

lo valioso lo sagrado lo profano

Desvalorar da ventaja

Éste ritmo mío desquicia: me saca de cuadro

Ritmo: modo consonante de latirle al mundo

Exasperar: poner lo áspero a la superficie

Tu ritmo demora itinerarios 

y las montañas crecen de pendientes

están condenadas a perdurar

a encadenar

no hay corriente que se las lleve

Las montañas tienen el sueño pesado

No hay atraso en el sueño

Cerrar los ojos es una orden

Vivir con un libro de instrucciones

Hay tiempo para casi todo 

para casi callar

casi obedecer 

casi complacer

para casi desaparecer

tiempo para sentirse culpables

Allá en el gallinero

en la parte superior del templo 

Todavía aíslan separan consignan

a las mujeres de tu pueblo

7 respuestas

  1. ¡Qué texto, Vicky! Está tan lleno de asiertos que no sabe uno por dónde empezar.
    “Camarón camarón te arrastró la corriente” me remitió al juego de niños de la peste negra:
    Ring-a-ring o’ roses,
    A pocket full of posies,
    A-tishoo! A-tishoo!
    We all fall down.

    Qué descripción de nuestra actual cotidianidad:
    El futuro incierta
    inserta
    desconcierta duele
    Hoy voy lenta lastimosamente lenta lentísima
    Mi escritorio colmado de asignaturas y yo voy lenta

    Texto exasperante:
    Exasperar: poner lo áspero a la superficie
    Las montañas tienen el sueño pesado

    Desde atrás de una cerca vemos a lo lejos la celebración del mundo. Ahora si que ya nos metieron a todos al gallinero:
    Allá en el gallinero
    en la parte superior del templo
    consignan a las mujeres de tu pueblo

    1. Ja ja, Daniel Mayer! Se ve que te divertiste espulgándolo, esparciéndolo, especulándolo! Gracias por tu comentario también lleno de aciertos!

  2. Vicky! tu texto me arrastró con su corriente de palabras inciertas pero certeras, abriendo con tu lentitud el dolor. Me encerró en el gallinero, pero yo no quiero ser gallina de pesadilla quiero ser montaña para no soñar.

    La manera con la que juegas con las palabras y su significado, las renuevas con insólitas asociaciones. Me fascina, lejos de adormilarme con las zzz me compartes enrgía y ganas de leerte más.

    La fotografía fantasmal es maravillosa, así nos acecha este mal que nos encierra.

    1. Marianela, queridísima.
      Nada como ver un comentario ser un texto independiente y magnífico.
      Mil mil gracias por entrar y por dejar el testimonio de tu gran sensibilidad.

  3. Tu trabajo me inspira, nunca he pensado que escriba bien o mal , trato de expresarme lo mejor posible con palabras, Tú eres MAESTRA.
    Gracias por darnos la oportunidad de leerte, mueves todos mis sentidos, a eso se le llama arte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *