Ejercitando la memoria

Ejercitando la memoria

Ejercitando la memoria. Dicen que lo mejor para ejercitar la memoria es recordar. Qué me puse, qué desayuné, dónde fui, con quien conversé, sobre qué, qué escribí, qué pensé, etcétera.

Ayer fue martes, me lavé el pelo, bueno, los martes por lo general me lo lavo. ¿Qué me puse? ¿Se valdrá asomarse al mueble donde anoche dejé todo amontonado? ¿Salí a caminar? Todos los días camino. Bueno, a veces no, cuando me desvelo, me da flojera, o cuando hace mucho frío o llueve.

¿Me desvelé antier? Ok, Ok, no importa. ¿Cuántas vueltas le di al parque? Por lo general doy cuatro. A veces tres, rara vez sólo dos, cuando tengo alguna cita muy temprano, sólo una. Pero, ayer, ¿fueron cuatro, tres, dos, una?

Ok, bájale, tampoco te pongas tan neurótica. Desayuné un huevo estrellado con pan tostado y una rebanada de queso. Desayuno huevo un día sí y uno no, por aquello de que es bueno para evitar el glaucoma pero malo por el colesterol, ahora ya ni de eso están seguros, un día sí y uno no, no está tan difícil deducir.

Pero, concretamente, ayer, ¿sí huevo o no huevo? No estoy cien por ciento segura. Eso sí, hice mi licuado, ¿me salió más rica o menos que de costumbre? Después de batallar un buen rato, logré abrir Aristegui Noticias. No sé que pasa con ese sitio, se ha convertido en una monserga.

Todos los días lo mismo. ¿Cual fue la noticia más relevante? ¿A quien asesinaron?, ¿secuestraron?, ¿cuántos millones se robó cuál funcionario, gobernante?

  ¿Con quién hablé?, Con Daniel seguro, con alguno de mis hijos, ¿con cual de los dos? ¿de qué platicamos?, ¿discutimos por algo? Eso sí, ayer no tuve un minuto para escribir. ¿O, ayer sí pero antier no? Bueno, ahora me asomo y verifico. Una cosita más me gustaría recalcar. Ay, ¿qué iba a recalcar? Lo tengo en la punta de la pluma. Ni hablar, ya me regresará en un ratito.

En fin, creo que por hoy es más que suficiente. No cabe duda, recordar es buenísimo ejercicio.

9 respuestas

  1. Gracias por esta jocosa o dolorosa miniatura.
    Justo hoy leía un artículo de lo bueno que es para los cerebros que van envejeciendo hacer ejercicios mentales para mantenerlos flexibles y sanos.
    Repasé cada evento del día contigo y entre risa y angustia recordé como cada vez más seguido se me olvida para que subí a mi cuarto, qué iba a hacer, a quién le iba a escribir. Las memorias viejas, esas que si vestíamos de azul o de rojo no cambian su contenido , de esas me acuerdo mejor que de si hoy desayuné huevo revuelto o pasado por agua.
    Me encanta!!! hablas de nuestra situación sin tener que explicar nada, eso es arte!..

    1. Mi querida Marianela,
      La memoria y los recuerdos se cocinan en ollas separadas. Son dos entidades de sustancia muy distinta.
      La memoria olvida. Los recuerdos dejan traza imborrable.
      Muchas gracias por tu comentario, y por ese amor que derramas en todo lo que tocas.

  2. si
    se cocinan en ollas separadas
    quiza
    y Tambien, se requieren una de otra par existir
    , la memoria, los recuerdos…
    porque sera que lei el titulo y luego luego aprete el boton para leer?

    1. Etty, querida,
      Tal vez la razón sea porque a lo largo de nuestras vidas esa ha sido tu aproximación. Entrarle con todo. Es un enorme gusto coincidir aquí, en este espacio de letras y de sueños.

  3. Espejito espejito…. Por qué nos estarán pasando cosas similares? Me sacaste la carcajada, mi Vic! Me encanta cómo cuentas tus cuentos.
    Shu

    1. Pues no nos queda de otra. A estas alturas, o te ríes o te sueltas a llorar. Mejor nos morimos de risa, no crees mi Shu?
      Gracias por tus comentarios, querida!

  4. Aqui en la residencia donde vivo tomamos una clase de memoria dos veces por semana…y es muy intesante lo que escribes y lo claramente que lo describes, porque resulta que nos pasa a todos al envejecer. Los remedios que sugieres son excelentes..pero desgraciadamente no hay forma de detener el envejecimiento y el desgaste paulatino de nuestras neuronas. Gracias por compartir nuestras preocupaciones y tratar de buscarles soluciones….Escrito con enorme claridad como haces tú siempre, Vicky!

    1. Qué bueno, querida. Mejor reír que llorar. Quien sepa de métodos más efectivos, por favor compártanlos. Mucho se agradecerán.
      Abrazos y mil gracias por dejar aquí tu comentario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *